Todo sobre los aceites esenciales

Los aceites esenciales son un verdadero elixir de bienestar. Gracias a sus propiedades tienen diversos usos en la cosmética, en ámbitos medicinales y en aromaterapia. Sus propiedades terapéuticas están reconocidas por la ciencia y su uso aporta tranquilidad y bienestar.

Venta de aceites esenciales

Qué son los aceites esenciales

Son sustancias vegetales volátiles naturales y extremadamente concentradas extraídas de flores, frutos, semillas, hojas, raíces y otras partes de las plantas a través de diferentes métodos de extracción.

El aceite esencial penetra en nuestro organismo al ser inhalados o a través de la piel y una vez absorbido por el torrente sanguíneo y metabolizado por nuestro cuerpo, despliega sus propiedades aportando diversos beneficios terapéuticos.

Tanto a nivel físico como emocional, los aceites esenciales pueden influir positivamente en la salud y bienestar. Pero, para desplegar todo su potencial, es primordial hacer un uso correcto y tener en cuenta la calidad del producto.

Propiedades y Beneficios

Cada aceite esencial contiene sus propios beneficios potenciales. En función de la complejidad de los componentes químicos obtenidos, la sustancia puede abarcar diversas propiedades terapéuticas como recuperación, fortalecimiento y equilibrio de nuestra salud física, mental, emocional y energética.

Los componentes actúan en conjunto y el uso del aceite puede ser aislado o en combinación con otros aceites esenciales generando sinergias que, a menudo potencian sus efectos creando combinaciones más poderosas.

Los aceites esenciales, como los de eucalipto, lavanda, canela, romero, tomillo y melaleuca, son capaces de actuar como antisépticos, antiinflamatorios y antibacterianos, induciendo daños en las estructuras celulares de bacterias y hongos tales como la Escherichia coli y Cándida albicans.

Aprovechando la capacidad que los terpenos que poseen estas sustancias, también son utilizados en la aromaterapia para purificar e higienizar el aire, eliminando contaminantes que pueden causar daños a la salud.

¿Sabías que el aceite esencial de lavanda y jazmín ayudan a mejorar el estado de ánimo? Varios estudios y investigaciones han constatado que estos aceites mejoran estados de depresión, insomnio, ansiedad, etc.

En general, los aceites esenciales tienen propiedades:

  • Antioxidantes
  • Antibacterial, fungicida y antiviral
  • Regeneradores celulares
  • Antisépticas
  • Antiinflamatorias
  • Oxigenación de los tejidos
  • Mejoran la circulación
  • Equilibran nuestra salud mental y emocional

Siempre debemos leer la información de cada producto, ya que de cada planta se extrae un aceite esencial rico en las propiedades inherentes al planta de la cual se hace la extracción, de modo que las propiedades pueden variar de un aceite a otro.

Generalmente en todos los frascos de los productos encontraremos toda la información relevante y formas de uso recomendadas. También es importante guardar el frasco bien tapado, en un lugar seco y resguardado, fuera del alcance de los niños. Es importante tener cuidado para evitar posibles intoxicaciones.

Dónde comprar aceites esenciales

Si estás buscando dónde comprar aceites esenciales, BIENVENIDO. En nuestra tienda online donde podrás encontrar una gran variedad de tipos puros, naturales y ecológicos.

Contamos con una selección de productos de marcas tan emblemáticas como Pranarôm, NeturFeels, SkyMore, entres otros referentes en el mercado de la aromaterapia.

Existe cierta confusión acerca de si los aceites esenciales y los aceites vegetales son lo mismo. La respuesta en no. Los aceites vegetales se extraen de las partes grasas de las plantas mientras que los aceites esenciales son molecularmente distintos y se definen como sustancias no grasas y volátiles.

Cómo usar los aceites esenciales

Sus formas de usos pueden ser muy variadas. Algunas de las formas más comunes de uso son: Vía oral, a través de la ingesta, vía respiratoria mediante el uso de difusores / humidificadores y a través del uso tópico haciendo servir ungüentos o masajes.

El uso vía oral, a través del aparato digestivo, puede ser peligroso. De hecho, la mayoría de los profesionales desaconsejan su uso por las posibles contraindicaciones que puedan provocar. Este uso sólo es recomendable si se hace bajo la supervisión de un experto.

El uso vía respiratoria es uno de los más recomendados. Las moléculas volátiles de estas sustancias, al ser inspiradas, llegan al torrente sanguíneo desplegando sus beneficios.

Su gran importancia en la aromaterapia se debe al hecho de que los aromas provocan estímulos olfativos que llegan rápidamente al cerebro, en concreto al sistema límbico y a la corteza primaria, provocando una reacción inmediata que produce una agradable sensación de bienestar y relajación que ayuda a mejorar y a equilibrar nuestros estados anímicos.

Finalmente el uso tópico también es muy recomendable y además es muy beneficioso para piel. La aplicación del producto directamente en la piel permite facilitar la llegada de las sustancias del aceite en el torrente sanguíneo desplegando sus beneficios.
Además, su uso continuado es muy beneficioso para la epidermis gracias a sus propiedades antioxidantes, nutritivas y regeneradoras.

Sus usos pueden ir mucho más allá:

  • Se pueden utilizar como aceite de masaje, tanto relajante como descontracturante.
  • Se puede añadir una gotas a la bañera para aromatizar nuestro baño.
  • Pueden ser calentados en un difusor para perfumar nuestro hogar.
  • Sirven como ambientadores.
  • Pueden ser utilizados para aromatizar la ropa del ropero.
  • Puede ser utilizados para la fabricación de jabones y perfumes.
  • También pueden ser excelentes repelentes para mosquitos y insectos.
  • Como tratamiento para la dermatitis.

La calidad del producto es primordial. Para asegurar la máxima calidad se recomienda optar por aceites esenciales quimiotipados, avalados por el sello AEQT que incluye bajo su certificación solamente aquellos productos 100% naturales, puros, Bio, orgánicos y destilados por vapor de agua.

Cómo se debe diluir, gotas y proporciones

Estas sustancias no deben ser ingeridas ni aplicados directamente en la piel. Para usar correctamente un aceite esencial debemos diluirlo en alguna sustancia conductora que puede ser:

  • Aceites vegetales: Esta es la opción de mezcla más común y más fácil de realizar y se puede utilizar aceite de coco, de oliva, de aguacate, de semillas de uva, de almendras, etc.
  • Arcillas: Esta mezcla es ideal para elaborar mascarillas faciales, mascarillas para aplicar en las piernas en tratamientos para la celulitis y emplastos terapéuticos.
  • Alcohol: También pueden ser diluidos en alcohol logrando una sustancia conocida como tintura.
  • Agua: El agua también es un excelente agente para diluir el producto, y suele ser la forma adecuada para cuando añadimos gotas en el agua de la bañera o para hacer ungüentos.
  • Cremas: También se puede utilizar como sustancia conductora en algún tipo de crema, en champús para mejorar la salud del cabello, hidratantes, etc. Unas pocas gotas pueden servir para potenciar el efecto del producto conductos.

En general, la dosificación del aceite esencial suele ser de un 98% de sustancia conductora y un 2% de aceite esencial. Este porcentaje puede variar en función del producto, por eso es importante leer atentamente las recomendaciones del fabricante.

► A continuación podemos ver las recomendaciones de la marca MeArome.

 Donde comprar aceites esenciales puros

Métodos para extraer la esencia de las plantas

La alquimia de los aceites esenciales incluye diferentes métodos de extracción, en función de la parte de la planta desde donde se va extraer la esencia o el tipo de planta.

La destilación por vapor es el método más utilizado. A través de un alambique se introduce la planta y agua y al calentarse el vapor arrastra las moléculas volátiles a otro recipiente donde, tras el enfriamiento, se saca la esencia de la planta. De este proceso también se saca el hidratolato, conocido también como agua floral, una sustancia muy utilizada en la industria cosmética.

Normalmente la extracción de la esencia de los frutos cítricos se hace mediante un método de prensado, conocido como expresión, y se utiliza para las cáscaras y cortezas.

En plantas y flores muy delicadas se suele utilizar la maceración. Consiste en macerar la planta con aceite vegetal o alcohol para capturar todas las propiedades de la planta. Además muchos vegetales tienen otros aceites y sustancias esenciales, como por ejemplo los ácidos grasos omega 3, que le dan un efecto potenciado.

Importante: Tanto en uso externo como interno, no se recomienda utilizar el aceite esencial puro. Antes de usar deben ser diluidos.

Finalmente también se puede emplear disolventes volátiles. Este método se emplea en la extracción de la esencia de algunas plantas más delicadas que no soportan el vapor o otros métodos. Con esta técnica se consigue un aceite esencial muy puro.

Algunos métodos, como la maceración o el prensado son más sencillos y por eso son las más utilizadas en el ámbito doméstico. Son muchas las personas que prefieren preparar aceites esenciales caseros o elaborar sus propias mezclas y recetas, y para este tipo de extracción  no es necesario tener un alambique.

Precauciones y efectos secundarios

Estes sustancias que contienen principios activos muy concentrados. Para obtener unos pocos mililitros de un aceite esencial se necesita muchos kilos de plantas. La toxicidad y efectos secundarios de estas sustancias se deben justamente a la alta concentración del principio activo del producto, por eso es necesario respectar las indicaciones de uso del fabricante.

El uso inadecuado, en exceso o sin diluir puede provocar reacciones adversas. El uso vía oral en dosis moderadas puede ser tóxico y en dosis altas puede incluso ser mortal. La forma más recomendada es el uso tópico y vía respiratoria.

  • No se recomienda utilizar el producto directamente sobre la piel, podrían provocar irritación, picor u otras reacciones adversas. Es recomendable diluir lo equivalente a 2 o 3 gotas de aceite esencial en 25 ml de aceite vegetal.
  • Se debe evitar el contacto con los ojos, labios, nariz, zonas genitales y mucosas.
  • No se deben usar durante el embarazo o período de lactancia.
  • No se debe administrar en bebés y niños.
  • Pueden causar reacciones alérgicas o irritación en la piel.
  • Están contraindicados si previamente la persona sufre algún tipo de alergia a la planta.
  • No son recomendables para personas con epilepsia.
  • La combinación con determinados fármacos puede ser peligrosa, por eso se debe evitar o consultar con un médico antes del uso.
  • Pueden provocar reacciones de fototoxicidad.

Los síntomas de intoxicación pueden ser muy diversos, dependiendo de la planta o la mezcla de aceites. En general puede causar vómitos, náuseas, mareos, reacciones alérgicas en la piel, etc.

Ante cualquier síntoma o reacción adversa es importante acudir inmediatamente a su médico de cabecera para evitar complicaciones.

Los Aceites esenciales y la aromaterapia

La aromaterapia es una forma de tratamiento a través de los aromas con la utilización de esencias de flores y vegetales.

El sentido del olfato es el sentido más primario y ejerce una gran influencia sobre las emociones, estado de ánimo y comportamientos porque, a diferencia de otros sentidos, la información captada por el olfato recorre distintas áreas del cerebro, incluyendo las áreas que controlan las emociones y la memoria.

La aromaterapia utiliza el poder olfativo unido al poder de la fragancia de las plantas concentrados en la esencia extraída para curar y mejorar nuestro bienestar, por ejemplo:

  • Lavanda, menta, pino, ylang ylang se utiliza para aliviar el estrés
  • Manzanilla, jazmín, lavanda, rosa, sándalo, etc. se utiliza para tratar problemas de insomnio
  • Salvia, naranja, limón, rosa, geranio, etc. se utiliza para tratar problemas de ansiedad
  • Menta, jengibre, lavanda, eneldo, se utiliza para aliviar las náuseas y vómitos
  • Pimienta negra, cardamomo, trébol, árbol de té, romero, etc. se utiliza para mejorar la energía y los ánimos

Ambientando el hogar

Estos productos son una óptima opción para perfumar y purificar el aire de nuestro hogar.

Las fragancias influyen directamente en nuestros estados anímicos. Algunos olores son relajantes, otros son revitalizantes y frescos, también pueden ser afrutados o exóticos… y sean como sean, pueden crear atmósferas que ayudan a mejorar el ambiente.

Para la cocina se suele recomendar aromas más frescos para estimular la digestión a través de olores cítricos, como la naranja, el jengibre y el clavo.
Para el dormitorio es recomendable las fragancias que mejoran la calidad del sueño, como por ejemplo la lavanda o el geranio. Los aromas más refrescantes como el sándalo encajan bien en las estancias de la casa donde pasamos más tiempo, como por ejemplo el salón.

Todos los olores evocan sensaciones y emociones. Hay que descubrir cual es la que mejor se ajusta a nuestros gustos.

Los humidificadores y difusores de aceites esenciales son ideales para disfrutar los beneficios de la aromaterapia en nuestro hogar.

Difusor de aromas para propagar la fragancia de los aceites esenciales

Los difusores son dispositivos que se utilizan para dispersar el aroma de los aceites esenciales en el ambiente.

El difusor vaporiza las partículas del aceite en frío, mediante vibraciones ultrasónicas, aromatizando y saneando el ambiente. Hay varios modelos de difusores, eléctrico, no eléctrico, con o sin agua, con mando, ultrasilenciosos, etc.

En nuestra tienda online podrás ver los modelos de difusores más vendidos y otros productos para aromatizar el hogar.

Lista y Tabla de combinaciones de aceites esenciales

En el siguiente listado podrás ver nuestra selección con las mejores combinaciones en función del olor y propiedades, pero también puedes experimentar y hacer tus propias mezclas para encontrar combinaciones que se ajusten a tus gustos.

Aceite EsencialCombinación
LavandaFlorales, Cítricos, Cedro, Clavo, Vetiver y Pachulí.
Árbol del TéRomero, Clavo, Lavanda, Geranio, Ylang Ylang, Pino, Nuez moscada.
EucaliptoMenta, Limón, Pino, Romero, Cedro, Lavanda, Benjuí.
AlbahacaBergamota, Pomelo, Enebro, Lavanda, Geranio, Hinojo.
NiaouliCítricos, Romero, Menta, Pimienta negra
CanelaManzanilla, Clavo, Cítricos, Geranio, Tomillo.

Fuentes y Referencias:

Cómo Los Aceites Esenciales Pueden Mejorar Su Vida – Artículos Mercola

Explorando la Aromaterapia – National Association for Holistic Aromatherapy

Todo sobre los aceites esenciales
5 (100%) 2 votes

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar