Aceite esencial de Orégano

El orégano es una planta que al ser procesada puede ser usada para tratar muchas dolencias. El aceite esencial de orégano puede tratar y eliminar muchas bacterias, hongos y virus que se resisten a otros tratamientos naturales. Es un poderoso antibacteriano que ha demostrado a través de decenas de estudios que sus beneficios son reales y que su aplicación es muy sencilla.

aceite de orégano

Además, no solo se emplea para tratamientos naturales, también es muy utilizado en la cocina para enriquecer recetas y platos.

 ¿Qué es el aceite esencial de orégano?

Casi todos asocian el orégano con la comida, y es que ciertamente es un ingrediente utilizado para elaborar salsas, aderezar carnes e incluso es el ingrediente obligatorio de la pizza. Sin embargo, dentro de sus muchas aplicaciones se encuentran otra variedad de usos sobretodo medicinales.

Existen cerca de 40 tipos de orégano, pero no todos son utilizados para elaborar el aceite esencial. El recomendado para este fin es Origanum vulgare, este se trae directamente del mediterráneo y su pureza y alto contenido de Carvacrol lo convierten en la planta perfecta para macerar.

El aceite de orégano sirve para aplicarlo sobre la piel, ingerirlo directamente o diluirlo en otras infusiones. Puede tratar enfermedades cutáneas y también puede curar afecciones internas como los hongos, problemas digestivos o incluso combatir la depresión.

Aceite de orégano casero

Si se tienes acceso al tipo de orégano utilizado para elaborar el aceite, los pasos a seguir son muy sencillo. Se coloca una rama de orégano con hojas dentro de una botella delgada, se vierte aceite de oliva virgen extra dentro de ella y se deja en un lugar fresco con algo de luz.

Cada día se remueve el frasco pero sin destaparlo para que las hojas suelten sus propiedades. Esta tarea se repetirá durante dos o tres semanas y transcurrido ese tiempo es cuando se puede abrir y tamizar el contenido. Las ramas se desechan y el aceite se guarda en otro frasco manejable.

Beneficios del aceite de orégano

Su principal aporte a la salud es la capacidad de eliminar bacterias y combatir virus. Depende de cómo se utilice puede ayudar a curar patologías complejas.

Combate el pie de atleta

Si se aplican unas gotas de aceite en los pies después de la ducha, se puede eliminar el hongo que causa el mal olor. De este modo esa molestia recurrente en personas que hacen ejercicios y suelen utilizar calzados deportivos, se irá sin complicaciones.

Ayuda a adelgazar

Aquí las opiniones se dividen, los expertos dicen que no existen pruebas reales que aseguren que el aceite de orégano ayude a bajar de peso pero los usuarios afirman que las capsulas de orégano les han ayudado a controlar o alcanzar el peso ideal. Basta con que cada persona haga una prueba ya que el aceite de orégano no es toxico ni dañino y es beneficioso para otras dolencias y enfermedades.

Sirve para eliminar la candidiasis

La cándida es un hongo que se presenta sobre todo en mujeres, afectando la zona íntima y su tratamiento habitual es con fluconazol. Se ha comprobado en estudios en distintas universidades que el Carvacrol presente en el aceite de orégano puede eliminar este hongo de forma natural. En tubos de ensayo el resultado fue casi total, acabando con el hongo y evitando su propagación.

Ayuda a subir el ánimo

Por otro lado se ha comprobado que el orégano puede liberar serotonina y dopamina. Esto combate el estrés, la depresión, la tristeza y ayuda a encontrar un estado de ánimo más equilibrado y feliz. Este aceite esencial no es tan aromático como otros, por lo tanto se debe ingerir ya sea por vía oral o de forma tópica. Se recomienda colocar algunas gotas bajo la lengua, mezclar con otras infusiones o tomar en cápsulas.

¿Cómo usar el aceite de orégano?

Esta preparación de orégano con aceite se convierte en una mezcla poderosa de alta pureza. No es recomendable aplicar demasiada cantidad sobre la piel porque puede llegar a ser irritante. Las personas con piel sensible pueden hacer una prueba en algún lugar del cuerpo y medir la reacción antes de aplicar el aceite en una extensión más grande.

En caso de irritación se puede diluir en otro tipo de aceites como el de coco, oliva, almendra, lociones a base de agua como las hidratantes, entre otras. Aunque este compuesto es antialergico, algunas personas pueden presentar alergias a consumirlo, por lo tanto deben suspender su uso y cerciorarse que haya sido el aceite el causante del malestar.

Aceite esencial de Orégano