Aceite esencial de Anís

El aceite esencial de anís no es uno de los aceites esenciales más conocidos pero si uno de los que aporta mayores beneficios.

aceite esencial de anís verde

Los beneficios del Aceite Esencial de Anís incluyen la eliminación del exceso de gas del cuerpo, el tratamiento de la congestión nasal, relaja el cuerpo, promueve la digestión, actúa como estimulante para la secreción de enzimas y hormonas, alivia los espasmos y promueve una piel sana.

¿Qué es el aceite esencial de anís?

El aceite esencial de anís se obtiene de los frutos secos de la planta de anís mediante la destilación por vapor. Conocido por su nombre científico Pimpinella anisum, el aceite esencial de anís tiene un aroma característico que proporciona una sensación de calma cuando se utiliza en pequeñas cantidades.

Se utiliza actualmente para aliviar todo tipo de problemas respiratorios y digestivos, así como por su contribución a la salud general del cuerpo.

Propiedades del aceite esencial de anís

Las propiedades medicinales del aceite de anís incluyen:

  • Estimulante – Estimula la mente y el cuerpo
  • Antiinflamatorio – Reduce el dolor y la hinchazón
  • Antioxidante – Elimina los radicales libres
  • Antibacteriano – Combate las infecciones bacterianas
  • Antifúngico – Eficaz contra las infecciones micóticas
  • Expectorante – Alivia el frío y la congestión
  • Antiespasmódico – Reduce los espasmos musculares
  • Digestivo – Ayuda a una digestión saludable
  • Relajante de gases – Eficaz contra los problemas de acidez
  • Afrodisíaco – Aumenta la potencia sexual
  • Cardioprotector – Protege el corazón
  • Antiepiléptico – Eficaz contra la epilepsia
  • Antiséptico – Actúa contra la sepsis
  • Anti-reumático – Alivia la artritis reumatoide
  • Insecticida – Mata insectos

Beneficios del aceite esencial de anís

Como has podido ver, este aceite esencial contiene una gran cantidad de propiedades. Esto hace que su consumo aporte una gran cantidad de beneficios para la salud.

Estos son algunos de ellos:

Trata la congestión

El aceite esencial de anís puede ayudar en el tratamiento de la congestión nasal y en el manejo de los trastornos respiratorios, ya que puede ayudar en la constricción de los vasos sanguíneos en la cavidad nasal.

Este aceite esencial también es capaz de eliminar la flema o las mucosas depositadas en el tracto respiratorio, especialmente cuando se inhala, aliviando así la congestión torácica, los problemas respiratorios o la tos, así como otros trastornos comunes asociados con la sinusitis.

Relaja el cuerpo

El aceite esencial de anís tiene componentes importantes que pueden permitirle actuar eficazmente como agente sedante natural. Cuando se usa, puede ser capaz de relajar el cuerpo y prevenir trastornos nerviosos asociados con trastornos neuroendocrinos, como la ira, la depresión, la ansiedad o el estrés.

El aceite esencial de anís también puede mejorar la calidad del sueño, por lo que el cuerpo queda fresco y con energía después de dormir. Esto lo convierte en un excelente tratamiento contra el insomnio.

Promueve la digestión

El aceite esencial de anís es una excelente manera de mejorar la descomposición de las partículas de alimentos ingeridas, ya que puede ayudar a aumentar la motilidad intestinal.

Este aceite esencial también puede ser un remedio natural para los trastornos del sistema digestivo, ya que puede regular activamente sus actividades, incluyendo la secreción de ácido gástrico, la peristalsis y el pH.

Actúa como un estimulante

El aceite esencial de anís tiene algunas propiedades estimulantes que son beneficiosas para el organismo. Este aceite esencial puede estimular la circulación y la secreción de enzimas y hormonas, previniendo así ciertas enfermedades causadas por desequilibrios hormonales.

Por lo tanto, se puede decir que tiene un efecto estimulante del metabolismo, ayudando a perder peso como un efecto secundario agradable.

Alivia los espasmos

El aceite esencial de anís posee propiedades antiespasmódicas naturales que pueden ayudar a calmar esas molestas contracciones aleatorias de partes del cuerpo cuando menos lo esperas. Se cree que un aspecto de los espasmos está asociada con el impulso nervioso, como el disparo rápido, aunque la mayoría de las veces la causa y el origen no están claros y desaparecen tan rápido como aparecen.

El aceite esencial de anís, aplicado externamente a los músculos puede ayudar a aliviar estos espasmos, mientras que el consumo puede ayudar a aliviar los espasmos de los intestinos y otros órganos internos.

Promueve una piel sana

El aceite esencial de anís contiene los principales nutrientes necesarios para la piel y, junto con su aroma calmante, se puede utilizar con frecuencia, ayudando al mantenimiento de la piel para conseguir una piel sana, radiante y con un aspecto juvenil.

El aceite de anís se puede mezclar con humectantes y lociones para hacer que la piel luzca mucho más suave y lisa, y puede servir como remedio para las manchas oscuras, el acné e incluso las arrugas. Cuando se trata del envejecimiento, nada mantiene la salud de su piel como una buena hidratación.

Promueve el crecimiento saludable del cabello

El aceite esencial de anís es un aceite natural que tiene un efecto positivo en el crecimiento del cabello, ya que contiene algunas propiedades vitales, como la capacidad de eliminar el sobrecrecimiento microbiano y detener las infecciones del cuero cabelludo en su infancia.

Este aceite esencial es capaz de reparar el cabello dañado y aumentar su volumen. Se puede utilizar masajeado en el cuero cabelludo para aumentar el grosor y ayudar en el tratamiento de la caspa.

Puede mejorar la salud del corazón

El corazón es un órgano principal del cuerpo, responsable de bombear sangre y de suministrar nutrientes a diferentes órganos y sistemas. El aceite de anís puede ser utilizado como un remedio natural que para tratar eficazmente los problemas cardíacos, ya que puede controlar o regular la presión arterial, los latidos cardíacos y normalizar los niveles de glucosa en sangre, lo que también puede afectar negativamente a la salud del corazón.

Por supuesto, es necesario consultar a un profesional de la salud natural antes, ya que no se recomienda tomar suplementos al azar.

Previene las infecciones

Las heridas abiertas son susceptibles a las infecciones, por lo que es necesario limpiarlas regularmente para facilitar el proceso de cicatrización. El aceite esencial de anís puede utilizarse como antiséptico para prevenir las infecciones por microorganismos en las superficies de las heridas.

Promueve un proceso de cicatrización más rápido que previene la sepsis y contribuye a la recuperación general.

Puede matar a los parásitos intestinales

Los parásitos intestinales pueden ser peligrosos para la salud si no se eliminan, ya que impiden que el cuerpo absorba nutrientes y pueden causar infecciones críticas cuando se multiplican.

Cambios en la dieta, algunos medicamentos y, en casos extremos, se puede utilizar la cirugía para eliminarlos del cuerpo; sin embargo, el aceite esencial de anís puede ser una forma natural de apoyar la salud de los intestinos eliminando tanto los parásitos intestinales como sus larvas inmaduras.

Reduce el dolor menstrual

El aceite esencial de anís contiene ingredientes capaces de mejorar la producción y la homeostasis general de las hormonas en la mujer.

Cuando se aplica tópicamente en el abdomen, este aceite esencial puede reducir las contracciones de los músculos del útero, lo que alivia el dolor y los cólicos menstruales y promueve un flujo menstrual saludable.

Promueve la salud bucal

La halitosis, más conocida como mal aliento, es una condición embarazosa causada por una serie de factores, que van desde el consumo de ciertos alimentos, hasta la mala digestión, la intolerancia a la leche y la descomposición de algunos químicos en el cuerpo, pero que puede persistir hasta convertirse en un problema crónico.

Puede arruinar las relaciones profesionales y llevar a un complejo de inferioridad, por lo que debe ser bien cuidado. El aceite esencial de anís con su maravilloso aroma puede servir como remedio para erradicar el mal aliento junto con una buena higiene bucal, incluyendo el lavado y el uso de hilo dental.

El anís también posee propiedades antibacteriana, que pueden eliminar los microbios que contribuyen a la producción de metabolitos malolientes en la boca.

Ayuda a controlar la epilepsia

El aceite esencial de anís contiene componentes sedantes que pueden calmar el cuerpo y reducir los ataques epilépticos, ralentizando la transmisión nerviosa y los espasmos musculares.

El aceite esencial de anís también tiene propiedades que interrumpen el metabolismo normal de la glucosa, que los estudios han indicado, son una parte subyacente de la fisiopatología de las convulsiones.

Aceite esencial de Anís