Aceite esencial de Menta

El aceite esencial de menta ha sido empleado en muchos áreas, tanto en el área de la cosmética como para el bienestar corporal. Existen muchos productos que incluyen menta en alguna de sus variantes, ya sea como extracto, concentrado o al natural. Sin duda el aceite de menta cuenta con muchas propiedades positivas y refrescantes que pueden mejorar el día a día en muchos sentidos.

aceite de menta

A continuación una detalla explicación sobre cómo aprovechar todos sus beneficios.

¿Qué es el aceite de menta?

La menta es una planta que resultó del cruce entre la Mentha aquatica y la hierbabuena.  Su nombre científico es Mentha Piperita y su aroma es muy particular. Aunque esta planta puede consumirse en infusiones e incluso al natural, es el aceite esencial de menta el que esconde una enorme cantidad de beneficios concentrados.

Para obtener este aceite es necesario procesar una gran cantidad de hojas de menta y así obtener la concentración ideal para aplicar todos sus beneficios. Los expertos opinan que un aceite de menta al 4% ya es suficiente para ser aplicado tanto en el área cosmética, cuidado del cabello, cuidado bucal, etc como en algunos tratamientos de la piel o del tracto digestivo.

Beneficios del aceite de menta

Hasta la fecha se han descubierto más de 10 posibles aplicaciones positivas para el aceite esencial de menta, algunas han podido comprobarse científicamente mientras que otros beneficios siguen siendo probados por los usuarios con resultados variables dependiendo de cada caso en particular.

Para el cuidado del cabello

El aceite de menta se ha incorporado durante años en productos para el cabello.  Los más frecuentes son el champú, el acondicionador, cremas para peinar y baños de crema. El aceite de menta puede refrescar el cuero cabelludo y así estimular la irrigación sanguínea.  Hay quienes piensan que puede estimular el crecimiento del cabello y es porque en muchas personas ha logrado dicho efecto.

Hay estudios que han comparado el aceite de menta con fármacos como el Minoxidil, comúnmente utilizado para acelerar el crecimiento de cabello, sobre todo en hombres. Hay quienes aseguran que puede tener un efecto superior al fármaco y además sin causar efectos secundarios al ser un tratamiento completamente natural.

La forma ideal para aplicar este producto es agregando una cucharada por cada medio litro de champú, agitarlo bien y usarlo diariamente. Hay que tener precaución en caso de que el producto ya contenga menta en cuyo caso no debería añadirse más cantidad de la planta y así evitar alguna reacción desfavorable.

Para el cuidado de la barba

Los hombres necesitan utilizar aceites para el cuidado de la barba y el aceite de menta es ideal para ello. Además de estimular el crecimiento puede mantener la piel hidratada y mantener una circulación optima, esto sin causar irritación en el rostro. Media cucharada de aceite esencial de menta y dos de aceite de oliva serán suficientes para elaborar un producto que fácilmente se pueda aplicar sobre la barba todos los días.

Mejora la digestión

Las hojas de menta han sido un tratamiento habitual para la digestión desde la antigüedad. Cuando se comenzó a elaborar el aceite concentrado de menta, se crearon capsulas blandas que podían tomarse antes de cada comida. Estudios de laboratorio han comprobado que mejoran la digestión, reducen la aparición de gases, estimulan el trabajo de la bilis y con ello se pueden procesar alimentos más pesados en menos tiempo.

Mejora el mal aliento

Casi todos los productos del cuidado bucal ofrecen una opción a base de menta. Es la esencia por excelencia que causa una sensación de frescura y limpieza. La forma ideal para utilizar el aceite esencial de menta es mezclar dos gotas en un vaso de agua o con algún zumo verde y enjuagar la boca después del cepillado diario.

También se puede colocar una gota de aceite directamente en el cepillo de dientes junto a la pasta y así potenciar los resultados.

Trata la congestión nasal

Es muy común encontrar en el mercado productos a base de mentol que son utilizados para tratar alergias, congestiones y otras afecciones nasales. El mentol en ocasiones puede ser irritante si se aplica directamente sobre la nariz por lo que es recomendable inhalar el aroma del aceite esencial y así ir descongestionando la zona de forma progresiva.

El aroma de la menta puede ser también un poderoso relajante y con ello coadyuvar la mejoría de otras patologías nasales como la rinitis, alergias, entre otros.

Aceite esencial de Menta